martes, diciembre 11, 2012

5.5 litros de sangre

Este es un post reflexivo, de agradecimiento, de acercamiento con los que tenemos a un lado y hay mil años de distancia entre nosotros que me ha sido inspirado por otro post que he leído en el blog del Chocobuda y porque han pasado una serie de sucesos en mi vida que me llevan a tener una rato de reflexión.

Espero puedan visitar el blog del Chocobuda y lean el texto completo que me llevó a la reflexión.

Cuantas veces volteamos a nuestro alrededor y sentimos que nadie es igual a nosotros? a mi si me ha sucedido, y al final es el ego el que nos lleva a creer eso, pero cuando uno se enfrenta a sucesos que nos ponen en el mismo nivel de cualquier persona es cuando nos damos cuenta de golpe que todos, absolutamente todos somos iguales, todos tenemos 5.5 litros de sangre en el cuerpo, no importa si manejas un auto deportivo super carisimo o si no se tiene ni para comer, la vida nos pone de igual a igual.

También en los momentos en que la vida te pone a prueba, lo hace al mismo tiempo con la gente que te rodea, y te das cuenta de quien es en quien puedes recargarte un ratito para tomar aliento y continuar con la tarea que se tiene para superar la prueba, yo agradezco tener gente tan importante y tan amada tan cerca de mí, y también por supuesto agradezco haberme podido dar cuenta de quien no lo está y con quien es necesario que la distancia se agrande y no tener tan cerca porque simplemente es gente que ya no corresponde con la vibración que se tiene, agradezco por tener que pasar las pruebas que la vida me pone por mas duras que éstas sean porque se que Dios y la vida me las ponen porque saben que las puedo superar.

Me di cuenta cuan superficial se puede ser, cuando no estamos pasando por pruebas como la de tener a un ser amado en el hospital o por otras que seguramente mas gente tendrá, para mi fue difícil encararlo pero también lo hice con mucho gusto y con mucho amor porque todo el tiempo tuve la certeza de que Dios estaba con nosotros y que nada que él no supiera que podía superar me iba a ser presentado.

Me hice el firme propósito de ayudar en la medida de mis posibilidades a los mas vulnerables, el cómo ya lo veré y la manera también pero es un compromiso que hice conmigo misma.

Sólo quería compartir con ustedes esto y que tengamos muy presente que todos tenemos 5.5 LITROS DE SANGRE EN EL CUERPO.













1 comentario:

Morelos Kyōnin Barros dijo...

Hola! Sí, todos tenemos 5.5 litros de sangre y eso nos pone en la misma posición. Nadie es más que nadie.

Pero algunos tienen el corazón con más espacio para dar.

Y el tuyo es grande.

Gracias,

Chocobuda