miércoles, enero 14, 2009

y tu que escuchas?


Hace unos días en un mail que recibí alguien me decía que soy una persona inteligente y sensitiva y si, si que lo soy, he aquí la definición de Sensitiva con sus diferentes acepciones:

1.- De las sensaciones producidas en los sentidos y especialmente en la piel o relativo a ellas.
2.- Capaz de experimentar sensaciones.
3.- Que estimula la sensibilidad.
4.- Que siente o se impresiona fácilmente.

Y de ahí se desprende ese post:

Se han detenido a escuchar los sonidos que a veces nos parecen tan comunes ya que no prestamos atención, seguro que si en algún momento. A mi la música me acompaña siempre, esté donde esté siempre hay dulces sonidos de compases, es por lo que pocas veces estoy en silencio.

Los lugares, los momentos, las èpocas, las horas del dìa y de la noche, todo tiene un sonido distinto, y no sòlo el sonido, tambièn los olores, y lo que se ve es diferente. El lunes estaba en la nueva oficina en la planta, y hubo un momento que me quedè como ida en el tiempo, y comencè a escuchar lo que siempre està presente y que no ponemos atención porque ya es algo tan comùn que lo pasamos por alto, y al estar escuchando comencè a pensar en los sonidos distintos de cada lugar y de cada momento en donde estoy.

En esta nueva oficina, los sonidos del dìa son màs sonidos de ciudad, enfrente està el rìo, sin embargo la calle en la que està situada la planta es màs transitada y el ruido que emiten los autos al pasar se escucha con màs intensidad a diferencia de mi oficina anterior, o no dirè que anterior porque seguirè teniendo una oficina en la casa productora, pero buena en esa oficina los sonidos eran mas de una zona rural, los autos se escuchaban muy a lo lejos, porque aunque la planta y casa de oficinas estàn situadas sobre la carretera la oficina quedaba muy retirada de la entrada y los autos pasaban tambièn con menor frecuencia. En esta oficina se escuchaba el trinar de los pàjaros por la mañana, la escarcha sobre el pasto al pisarlo cuando atravesaba el jardìn camino del estacionamiento a la oficina, tenemos un caballo y tambièn a sus sonidos me acostumbrè, al sonido de todos los perros que se tienen en la finca, simplemente la vida en ese lugar es mucho màs tranquila.

La nueva oficina como dije tiene mas sonidos de ciudad, sonidos tan distintos y nuevos para mi, que aunque vivo en pleno corazòn de la ciudad, estaba acostumbrada durante el dìa a escuchar la tranquilidad.

Tambièn los dìas tienen sonidos distintos, no es lo mismo el sonido de lunes a viernes, que el sonido del sàbado y el mismo domingo se escucha distinto.

Los dìas de la semana laboral hay sonidos por doquier, a veces no distinguibles porque se mezclan entre sì creando un sonido uniforme, de mazos que pegan al trabajar, de sierras que cortan, de telèfonos que timbran y timbran, de coches que tocan la bocina, de gente que habla sin parar, de màquinas que imprimen, de radios, de todo en conjunto; los sàbados siguen escuchàndose algunos de los sonidos anteriores aunque en menor intensidad, se vuelve màs apacible la ciudad, hay gente que no trabaja ese dìa y la actividad disminuye, este dìa en especial me gusta porque siento que hasta el sol es distinto. Me gusta el sol de la mañana y el sol de la tarde, el sol después de las 4 de la tarde me encanta.

Los domingos son toda tranquilidad, hasta muy tarde es cuando se empieza a escuchar movimiento, sin embargo todo el dìa es apacible, hay algunas zonas en donde si hay mucho movimiento ese dìa porque hay centros comerciales, cines, puntos de reuniòn y otras en que es super tranquilo. El sol de este dìa tambièn es distinto. Aunque he de confesar que el domingo no es mi dìa preferido, hay ocasiones en que me parece un dìa triste, tal vez demasiada tranquilidad me hace verlo asì.

Y ustedes que sonidos son los que escuchan, cuáles disfrutan y pueden distinguir?

7 comentarios:

janno dijo...

Que, que escucho?, te dire lo que escucho a casi diario es empezando la alarma irritante de el despertador, luego la melodiosa voz de mi madre recordandome que el depertador ya ha estado sonando varias vecez, luego escucho en el trayecto al paradero de autobuses, a muchos perros ladrar y gallos que empiezan a hacer lo suyo, escucho por mas de 2 horas el motor de un bus, llegando a la central de autobuses escucho una voz difusa en las bocinas anunciado las salidas a otra ciudades y a otros paises, despues al tomar un urbano escucho que la gente alega, no se que alega pero ciertamente es decesperante, eso combinado con la cumbia o el duranguense que traen los choferes realmente en lo personal me decespera, despues en la oficina solo escuchare las teclas de las computadoras, a una secretaria "cantando" baladas de ayer y hoy o almenos asi dice la caratula desgastada del mismo disco de siempre, despues a la hora de comer por fin las maquinas de produccion paran y todo queda casi silencio, y solo se escuchan los vehiculos que pasan por la carretera, y el aire que de esta parte de la ciudad pareciera ser mayor, eso es lo que escucho casi todos los dias, ecepto el sabado y el domingo, por que el sabado posiblemente me aturda los oidos escuchando rock en un bar de otra ciudad o en un antro y el domingo me quedara simplemente descansar y escuchar los pajaros, las vacas, los perros en fin algo mas tranquilo y natural que simplemente relaja para despues volver el dia lunes a lo mismo por cierto el domingo seria perfecto ano ser por los chillidos del niño berrinchudo de la vecina. bueno creo que tu entrada de esta vez estubo bastante interesante. buen dia =)

ADN, eL MoRb0sO dijo...

Uchales!!

Los sonidos que pueden percatar, son muuuuchos. Desde el tipo que arrastra los zapatos, hasta la turdidez cuando no hay sonidos!!!

Me gusta el oleaje del mar, cuando rompen las olas, cuando hierve el agua, cuando trinan los pájaros, el aire cuando pasa por los árboles, el sonido de la lluvia cuando cae... prácticamente esos Beth!!!

Yo qué seré??


MORBOSO!!!



jijijiji


Saludos, y que chido que ya estás posteando más!!! We miss you!

Nelson Diaz dijo...

Me identifico plenamente con tus palabras mi siempre estimada y linda amiga, en una de mis mas recientes entradas, "Los principios de un Guerrero..." afirmo que aquel que es capaz de ver la belleza a su alrededor, es porque trae belleza dentro de si... Quienes han alabado tu encanto, sencillamente le han hecho honor a lo que reflejas.

Felicitaciones mi linda amiga, felicitaciones por tu talento y por tu sensibilidad, y por ese carisma que nos hace disfrutar de tus vivencias a través de este espacio.

Un cariñoso abrazo desde Venezuela, la respuesta al comentario que recien me dejaste la encontraras alli mismo, cuando me regales el honor de tu próxima visita.

garbi24 dijo...

El silencio con una buena compañia , es uno de los mejores sonidos .

Indigente Iletrado dijo...

A güebo.

Siempre he afirmado que el sabor de este oficio de estar vivo está en los pequeños detalles.

Olores, sonidos, colores.

O una chela.

Nelson Diaz dijo...

Mi linda y apreciada amiga, pasaba por acá a disfrutar un poco de tus palabras y a djarte una vez mas mis saludos,desde Venezuela con mucho afecto.

Hasta luego corazon

Mussa dijo...

Cuánta razón tienes!

Toda la vida he apreciado esas cosas, ya sea desde los sonidos o los olores; a mí se me da más con los olores. Cada lugar, persona, objeto, tiene un olor característico que disfruto.

Y acerca de lo que escucho: me gusta escuchar los pájaros antes del crepúsculo, cuando andan en parbadas de camino a su lecho; también me gusta escuchar lo que dicen las personas (eso se oyó como toda una chismosa, jaja), me refiero a oir todo un conjunto de voces hablando por aquí y por allá.

Ahora, hablando del post que me dejaste: veo que compartimos gustos, me alegra y reconforta. A mí también me encanta el pastel de queso con zarzamora y el helado del mismo. ¡Delicioso!